Crítica: Miike Snow – Happy to You

Happy to You es el segundo largo de los suecos Miike Snow. Para empezar, dejar claro que éste supera, con creces, el problema del siempre difícil segundo disco. 

Queda ya lejos ese 2009 cuando sacaron su primer disco, homónimo, que contenía excelentes canciones como Burial, Song For No One o la grandiosa Animal. Aun así, este Happy to You me gusta mucho más. 

Ahora quedaría bien la típica frase: “aunque no tenga los temazos que tenía Miike Snow (2009), en su totalidad Happy to You (2012) le gana la partida”. Pero no. También los tiene. Vamos que si los tiene…

Ya en la segunda canción, los suecos tratan de explicarnos de qué va la cosa. The Wave empieza con unos acordes de piano, ligera percusión de fondo y la voz de Andrew Wyatt. Los acordes se van repitiendo durante toda la canción, mientras que la percusión va enfatizando los momentos oportunos y Wyatt va jugando con la melodía para engancharnos sin escrúpulos. 

Termina The Wave y aparece el piano de Devil’s Work. Todavía mejor que su predecesora, nos transporta a algún lugar donde nos vemos tumbados en el suelo, reflexionando sobre la sociedad de hoy en día (¿debe ser así?). Acompaña la ocasión una sección de vientos que va entrando en los momentos justos para acabar de colorear la canción y dejarla lista para entrega. 

Miike Snow – Devil’s Work

Sigue el disco con Vase y God Help This Divorce. Esta última es una especie de mezcla entre Bon Iver y Deerhunter que, siempre recordándonos de quién es el disco que estamos escuchando, abre más los horizontes de sus sonidos para dejarnos ligeramente hipnotizados y, enseguida, espavilarnos con otro punto de inflexión del álbum: Bavarian #1 (Say You Will). Caracterizada por unos pegajosos silbidos, mantiene los elementos básicos del sonido de la banda y resulta en un hit en toda regla. Justo en el ecuador del LP; es uno de sus mejores momentos.

Miike Snow – Bavarian #1 (Say You Will)

Aunque difícil, sin prácticamente bajar el nivel, sigue la música con dos buenos cortes más: Pretender y Archipelago, que separan la tremenda Bavarian #1 (Say You Will) de la única colaboración del álbum: Black Tin Box, con la también sueca Lykke Li (¿con quién iba a ser dicha colaboración sino es con su paisana de moda?). Black Tin Box tiene un color más oscuro que el resto de canciones (ya lo dice el nombre). Eso lo consigue con unos bajos subiditos de tono y una voz menos alegre de lo normal. Debo decir, también, que justo antes de que entre la voz de Lykke Li, Andrew canta una frase con una melodía que me recuerda muchísimo a un trozo de Down By The Water, de PJ Harvey, cuando ésta dice: “Little fish, big fish, swimming in the water; come back here, man, give me my daughter”. Pero bueno, que no está mal la canción. 

Y ahora viene lo mejor. El primer single del disco, Paddling Out, es un auténtico hitazo. Sólo hace falta escuchar los primeros cinco segundos para darse cuenta de que es momento de levantarse de la silla y bailar. Temazo, compruébalo tú mismo.

Miike Snow – Paddling Out

Si yo fuera integrante de Miike Snow, habría votado a favor de cerrar el disco en este momento. Y con esto no quiero decir que las dos canciones que faltan sean de inferior nivel (al menos la penúltima Garden), pero es que terminar con Paddling Out te dejaría en un estado de euforia que, con razón, te incitaría a volver a escuchar el LP de arriba a abajo. 

Como miembro, también, supongo que habría aceptado sin quejarme demasiado que fuera Garden, la que cerrara el paquete. Pero sí que me habría quejado un poco si la opción aprobada fuera la de cerrar con No Starry World. La canción me gusta pero, para mí, no está en el lugar ni el momento adecuado

La verdad es que, independientemente de lo que yo habría votado como integrante de la banda (que es lo que menos importa), son Miike Snow los que han compuesto, grabado y producido este gran disco que, sin duda, dará mucho que hablar este año.

[Edit: Esta crítica hace referencia a la Deluxe Edition. ¡Gracias a Dan por recordarlo!]

8.5

About these ads
Comments
5 Responses to “Crítica: Miike Snow – Happy to You”
  1. Black Heron dice:

    De Miike Snow tenía como única referencia el temazo ‘Animal’, pero hace cosa de un mes que escuché ‘Paddling Out’ y la verdad es que me gustó bastante aunque no me preocupé más en saber noticias nuevas suyas. Ahora, después de leer la crítica, escucharé ‘Happy to you’ y a ver qué tal.
    Por cierto, la canción ‘The Wave’ ya tiene su vídeo http://www.ohmyrock.net/2012/03/miike-snow-the-wave/

    • adrialuz dice:

      Pues a ver qué tal! Ya me dirás si te ha gustado o no el disco! Gracias por el aviso del vídeo de The Wave, la verdad es que no lo sabía, pero tampoco quería poner vídeo de todas las canciones, sino de estas tres ya que me parecen muy destacables y, en conjunto, representativas de lo que es el álbum en sí.

      Saludos!

  2. Dan dice:

    En la realidad, el album termina com “Paddling Out”. “Garden” y “No Starry World” són bonus track! ;)

  3. Particularmente pienso que este segundo disco no supera el primero. En Miike Snow el abanico de posibilidades musicales es mucho mayor, con temas increíblemente sensacionales como Silvia, Burial, Plastic Jungle, ETC!, todos diferentes entre sí.

    En este Happy To You, en cambio, las canciones siguen dos grandes patrones. O a golpe de sintetizador (Paddling Out, Pretender, Devil’s Work…) o en bases tropicales más chill que anteriormente.

    Creo que es un buen disco, pero no llega al debut. Mi humilde opinión! Gran trabajo, saludos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.